Tarjetas de Crédito

Qué es la Central de Información de Riesgos - CIR

La mayoría de las personas desconocen que cuando piden un crédito a una entidad financiera esta solicita al Banco de España información sobre su propia situación financiera.

Básicamente podemos decir que antes de que nos concedan cualquier crédito se realiza, por parte de la entidad financiera, una evaluación de nuestro riesgo o Informe de Riesgo a través de la Central de Información de Riesgos.

A continuación vamos a reproducir lo que indica el Banco de España en su web respecto al CIR

La Central de Información de Riesgos (CIR) es un servicio público que gestiona una base de datos en la que constan, prácticamente, todos los préstamos, créditos, avales, y riesgos en general que las entidades financieras tienen con sus clientes. Los datos que constan en la CIR son un reflejo de los que tienen las entidades sobre sus clientes, en sus bases de datos.

Las entidades declarantes (entidades de crédito y otras) tienen la obligación de informar sobre los riesgos, operación a operación, en unidades de euro, y sin que se fije, con carácter general un umbral mínimo de declaración. Además, deben identificar, para cada una de las operaciones, a todas las personas que intervienen en ellas, indicando la naturaleza en la que intervienen (titular de riesgo directo, garante, etc.) así como el riesgo que, en su caso, les corresponde. Los datos declarados permiten al Banco de España conocer los créditos totales concedidos por todas las entidades, lo que facilita el ejercicio de sus competencias, en particular las de supervisión bancaria.

Por su parte, las entidades que declaran sus riesgos a la CIR del Banco de España reciben mensualmente información agregada del riesgo contraído por las personas físicas y jurídicas (los llamados titulares) para las que han hecho una declaración, lo que facilita el seguimiento de sus riesgos de crédito. No se le facilitarán los datos de los titulares cuyo riesgo acumulado en una entidad sea inferior a 9.000 euros.

No obstante, cualquier entidad puede pedir información concreta de un titular si éste le solicita una operación de riesgo (p.ej., la concesión de un crédito) o figura como obligado al pago o garante en documentos cambiarios o de crédito cuya adquisición o negociación haya sido solicitada a la entidad. Los datos que se facilitan corresponden a la última declaración mensual cerrada y a la declaración de seis meses antes.

Información de Banco de España